El Proceso del Coaching

Nuestro proceso de trabajo es personal, desafiante y profundo.
Las sesiones son entre tú y yo. Pueden ser por teléfono, por Skype o encuentros personales.
Las  sesiones tienen una duración de una hora. Acordaremos de antemano el día y la hora más cómoda para ambos.
El Coaching Ontológico  es un proceso profundo, de observación a la persona; quién eres hoy y quién quieres ser.
Este proceso es calmado y efectivo y puede tomar de 14 sesiones a un año.
Vamos a comenzar con una charla introductoria de una a dos horas que tiene como función conocerte y explicarte el proceso del coaching. Te mostraré los métodos utilizados, te aclararé los caminos a seguir y responderé a todas tus dudas.
El objetivo de esta charla es  crear cierta familiaridad entre ambos que constituirá  la base de nuestra relación durante el proceso de coaching.
Después de esta conversación te pediré que elabores “el Mapa de tu Vida”. Este mapa comprenderá tu visión, tus valores, metas y campos de desarrollo.
A partir de la segunda sesión, trabajaremos sobre el mapa de tu vida. Investigaremos y clarificaremos lo que en realidad te es importante, tus anhelos, tus sueños y tus aspiraciones. Analizaremos tu contribución al mundo, tus relaciones humanas y los aspectos que  no funcionan en tu vida.
Emprenderemos una introspección profunda y enfocada sobre el camino de la paz y equilibrio en tu vida.
Observaremos  la manera que manejas tus relaciones, quién eres tú dentro del ambiente en el que te encuentras, cómo tomas tus decisiones, cuáles son las elecciones en tu vida y si realmente vas en el  camino hacia lograrlo.
Cada sesión será un momento muy importante, en donde nos detendremos a observar tu vida.
Al final, haremos una plática de resumen, para analizar el camino que recorrimos, las metas y  resultados y de ahí podremos tomar decisiones para el futuro.
Puedes confiar en mí. Como tu coacher llego a cada sesión tranquilo, amistoso, empático y sobre toda con las mejores intenciones de ayudarte  a alcanzar tus metas.